Compra de empresas


Puede ser una gran alternativa cuando se persigue alguno de los siguientes objetivos:

  • Consolidar la posición en el mercado y alcanzar un mayor valor para la compañía.
  • Implantarse, de forma rápida, en nuevos mercados geográficos.
  • Diversificar en sectores complementarios, departamentos o servicios centrales comunes. 
  • Alcanzar una mejor presencia y relevancia en el mismo sector y ámbito geográfico